Las empresas necesitan replantearse sus decisiones y su estrategia y aceptar que no pueden llevar la misma estrategia de marketing del mismo modo que lo hacían antes. 

 

Las crisis del coronavirus obligó a las empresas y a las marcas a tomar decisiones complicadas que cambió por completo lo que hacían durante los meses en los que consumidores estaban confinados en sus casas o con movimientos limitados. Ahora, que los diferentes países empiezan a dejar atrás el confinamiento, no se debe pesar que las cosas volverán a ser como eran, ya que nos encontramos dentro de una «nueva normalidad».

Por ello, las empresas deben reajustar qué hacen, cómo lo hace y cómo lo van a conseguir. Necesitan replantearse sus decisiones y su estrategia y aceptar que no pueden hacer marketing del mismo modo en el que lo hacían antes. Deben sentarse, analizar y tomar nuevas decisiones teniendo muy presente esta nueva normalidad. Un análisis de The Drum apunta las líneas maestras a tener en cuenta.

 

Probar, probar y probar

Hay que tener claro que como realmente se descubre si algo funciona es utilizando es probando y error, probando y error, probando y acertando, ya que las empresas y las marcas están continuamente moviéndose en un terreno de incertidumbre cada vez mayor. Y necesitan dar respuestas raídas al mercado por ello, hacer pruebas reales se convierte en más importante que nunca.

 

La importancia de tener nuevas ideas

 

Hay que asumir la cultura de las startups

Es importante salir de la zona de confort y, por muy establecida que esté la compañía, adoptar una visión más disruptiva del mundo y de las cosas. se necesita ahora más que nunca pensar como una startups , buscando siempre lo nuevo y siempre abiertas. ala innovación, para poder responder a los cambios del mercado y a las nuevas condiciones que estos imponen.

 

No hay que dar por valido lo que se sabe sobre marketing solo porque sea lo que se ha hecho siempre

 

Ha llegado la hora de tomarse en serio la ética de la marca

Los consumidores ya estaban, antes de que todo empezase, preocupados por la ética de las marcas y por sus compromisos y querían marcas comprometidas, Ahora, más que nunca la ética se ha vuelto un factor decisivo. La situación creada por el Coronavirus no solo ha hecho que los consumidores estén en un estado mucho más emocional, sino que además ha hecho que se replanteen muchas cuestiones vinculadas al consumo.

Lo que las empresas y marcas hicieron durante la pandemia, es uno de los factores que tendrán en cuenta.

 

Es el momento de las sinergias y de colaborar más con otras empresas y marcas, es hora de apostar por las coaliciones y no por la competencia

El mercado que se avecina será complicado y nadie parece dudarlo. Para poder sobrevivir en el mercado, apunta el análisis, que muchas marcas no tendrán que operar solas sino que deberán colaborar con otras para contar posiciones sólidas en el mercado.

 

 

 

C/ San Cesáreo 31, Naves 6 y 18
28021 Madrid
trigraphis@trigraphis.com
Facebook · Twitter