¡Hola a todos y a todas!

Ha pasado un tiempo desde nuestra última entrada, pero pensamos solventarlo: año nuevo, vida nueva (con tres meses de retraso, vale, pero tres meses en los que hemos estado hasta arriba de trabajo). Nos hemos propuesto publicar dos entradas al mes, una cada quince días, y también, vamos a empezar a organizar nuestras entradas por categorías para que sean más fáciles de encontrar. ¡Y todo eso sin descuidar nuestras Redes Sociales! A partir de ahora, procuraremos mantener nuestras tres vías de comunicación principales (Facebook + Twitter + nuestra web) conectadas.

¡Allá vamos!

Comparativa de distintos espacios de color

Consideramos importante que nuestros clientes conozcan toda la teoría posible acerca del mundo de las Artes Gráficas. A nosotros, como profesionales, nos facilita y hace más fluido el trabajo, y vosotros saldréis (aún) más satisfechos con vuestro pedido.

Ya contamos con unas cuantas publicaciones acerca de este apasionante mundo de hace unos añitos. Hoy toca hablar de los perfiles de color. Para ello, es imprescindible saber lo que es un perfil ICC.

La respuesta de color de un determinado archivo dependerá de unas condiciones concretas, entre ellas el perfil del color. Algunas empresas generan un perfil por cada combinación entre tinta y los distintos tipos de papel, mientras que muchas otras prefieren aferrarse a los perfiles genéricos. El perfil ICC es un conjunto de datos que caracteriza a un dispositivo de entrada o salida de color según los estándares promulgados por el Consorcio Internacional del Color (ICC). Los perfiles describen los atributos de color de un dispositivo en particular o requisito de visionado por la definición de una correspondencia entre el dispositivo origen espacio color objetivo y un espacio de conexión de perfil, el cual será CIELAB o CIEXYZ. Las correspondencias se pueden especificar usando tablas.

Las funciones de un perfil ICC son

  • Comunicarle el color al dispositivo de salida.
  • Ajustar con él [el perfil ICC] los tonos más adecuados adaptando los colores que contiene la imagen a los más próximos que se puedan sacar.
  • Contener la capacidad de color que pueda reproducir el medio que se estudiaba al crearlo.
Diferencias entre los espacios de color del monitor y la impresora

Los perfiles ICC deben ser gestionados adecuadamente para crear un flujo de trabajo adecuado para el chequeo de archivos y la creación del PDF, entre otras cosas. El diseñador necesita ver cómo resultará el conjunto de colores que está aplicando, lo cual hace que sea ideal tener un sistema de pruebas de color con el mismo papel que se vaya a emplear. Este sistema debería poder ser calibrado para que el color que salga después cumpla con certificaciones tales como la norma ISO 12647. Es por esto que es tan importante la prueba de color, que sirve como un contrato entre el cliente, el diseñador y el impresor y que servirá para contrastar lo que emerja de la máquina.

Se puede crear el perfil ICC del sistema de pruebas con:

  • Software de creación de perfiles, como Argyll CMS (software libre).
  • Software de ahorro de consumo de tinta.
  • Impresoras con densitómetros incorporados.
  • Impresoras con espectrofotómetros incorporados.
  • Software de creación y simulación de dispositivos.
  • Software de certificación de la prueba.
  • Tiras de control certificadas.
Diferentes perfiles de color ICC

Todos los programas deberán tener incrustado el perfil ICC. Trabajar con perfiles ICC es útil no sólo en impresión, también en pantalla; cada imagen que se guarde lo hará con el perfil que se le haya asignado, ya sea CMYK o RGB. Tener un perfil de color ICC incrustado permitirá realizar una gestión controlada del color en este proceso de cambios sucesivos que todo archivo de imagen debe atravesar en el mundo de las Artes Gráficas. Aplicar perfiles ICC que aportan un valor fijo en lo referente a criterios de calidad es importante a la hora de llevar un control sobre el software de producción. Se deberá establecer un flujo de trabajo de color con perfiles uniformes durante todo el proceso.

RGB vs. CMYK

Cuando se habla de perfiles de ICC, no podemos dejar de lado los espacios de color RGB red, greenblue) y CMYK (cyan, magenta, yellow, black). RGB hace referencia a la síntesis aditiva del color, que está compuesta por los colores primarios, rojo, verde y azul. La suma de los tres sobre un mismo punto da como resultado la luz blanca. Este modo de color es representativo del monitor.

Por otro lado, CMYK hace referencia a la síntesis sustractiva del color. Es la mezcla de los pigmentos primarios, azul cian, magenta y amarillo, y representa a los elementos impresos. Estos tres pigmentos, junto con la tinta negra, forman la cuatricromía.

RGB vs CMYK

Los perfiles de color RGB abarcan un rango de colores mucho más amplio que los perfiles CMYK. Muchos de estos colores se perderán al imprimirse, y es por esto que es aconsejable trabajar con perfiles CMYK cuando se vaya a imprimir.

Es sencillo convertir un perfil de color RGB en CMYK mediante software como Photoshop. Existen múltiples perfiles de color ICC tanto RGB como CMYK. Los perfiles ICC RGB más conocidos son Adobe RGB 1998 y sRGB IEC647-2:2004. Por su parte, hay numerosos perfiles ICC CMYK (que en su mayoría dependen del país), pero los más usados en Occidente son Coated FOGRA27 y Coated FOGRA39.

¿Entendéis ahora el papel de los perfiles de color ICC y la importancia de saber gestionarlos correctamente? ¡Esperamos que os haya sido de utilidad y que hayáis aprendido mucho! No dudéis en proponer temas para el blog y/o exponer vuestras dudas para así saber qué temas tratar próximamente.

¡Muchas gracias por leernos!

C/ San Cesáreo 31, Naves 6 y 18
28021 Madrid
trigraphis@trigraphis.com
Facebook · Twitter