A medida que la demanda de productos digitales va creciendo, el mercado del diseño se ha orientado hacia la interactividad. Los diseñadores más demandados no solo crean productos que se vean bien, sino que sean capaces de crear con una usabilidad superior. Por ello, cada vez se invierte más en que los clientes tengan una experiencia digital positiva.

La experiencia de usuario, o comúnmente llamada UX, es un campo esencial para el desarrollo de productos digitales. Ésta definida abarca todos los aspectos de la interacción del usuario final con la empresa, sus servicios y sus productos.

Para diseñar una web es imprescindible crear una correcta jerarquía visual. Para ello debemos comprender cómo nuestros ojos procesan el contenido digital. Los usuarios no leen páginas web, las escanean, hacen un barrido rápido y solo se detienen en aquellos puntos que captan su atención. Por ello, para lograr que el usuario se quede en tu web es clave ofrecerle un contenido de calidad con una sensación de orden y armonía.

Navegación simple

A todos nos gusta poder resolver nuestros problemas de la forma más rápida y sencilla posible. ¿Por qué haríamos lo contrario con nuestros clientes o posibles clientes? Por ello, debemos tener una web con una navegación lineal, sencilla y fácil de entender. De nada sirve insertar tecnología muy innovadora si solo un pequeño porcentaje de los visitantes de tu página saben utilizarla.

Jerarquía de la información

Un elemento fundamental y básico a la hora de realizar cualquier tipo de diseño es mejorar la comprensión del producto diseñado. Por lo que su labor fundamental es priorizar la información relevante y elaborar un lenguaje visual claro.

Titulares grandes

Venimos enlazando el punto anterior. Los titulares y tipografías grandes para encabezar secciones proporcionan al usuario una ayuda, identificando el contenido que continuará viendo en cada sección.

Uso de animaciones y vídeos

El avance en los lenguajes de programación facilita a los desarrolladores trabajar con mayor número de animaciones, tanto funcionales como emocionales. Este mayor uso de contenidos en movimiento dentro de páginas sencillas, realmente logran captar la atención del usuario. Así que si tienes contenido muy importante: ¡ponlo en una animación!

Personalización

Numerosos estudios de psicología afirman que a todos nos gusta que nos llamen por nuestro nombre. Pero no solo con ello basta, también nos gusta que nos muestren solo lo que nos gusta. Con el objetivo de hacer más cercanas las aplicaciones al usuario, es necesario entregar el contenido cada vez más personalizado para su uso, ya sea a través del apoyo en la ubicación de los dispositivos móviles o mediante el aprendizaje automático mediante algoritmos. Proporcionando al usuario sugerencias en función del uso que hace de cada una de las apps presentes en sus teléfonos.

Inmediatez

Vivimos en la era de la inmediatez y la conectividad. Los usuarios no están dispuestos a esperar más de 5 segundos para que una página o vídeo se cargue, y esperan encontrar lo que buscan en un instante. Por lo que debemos asegurarnos de que la velocidad de carga de nuestro site sea lo más óptima posible.

Interfaces conversacionales

El uso de los chatbots y asistentes inteligentes continuará creciendo. Es debido a cómo se siente el usuario interactuando con el producto, ya que las interfaces conversacionales hacen que la interacción se sienta más humana.

Pero… ¿De qué nos sirve crear una web pensada 100% para la usabilidad si nadie la visita? Siempre necesitamos enmarcar todas nuestras campañas dentro de una buena estrategia, pensada tanto a corto como a medio/largo plazo. Promoción, promoción, promoción… ¡No lo olvides!

C/ San Cesáreo 31, Naves 6 y 18
28021 Madrid
trigraphis@trigraphis.com
Facebook · Twitter